El concepto de acción

Autor:Hans Welzel
Páginas:55-65
 
EXTRACTO GRATUITO
Primera parte
LA ESTRUCTURA DEL DELITO
Y LA NATURALEZA DEL AUTOR
Introducción
LA TEORÍA DE LA ACCIÓN
§ 8. EL CONCEPTO DE ACCIÓN
I. LA ESTRUCTURA FUNDAMENTAL DE LA ACCIÓN
Welzel, z 51 703; 58 491; 60 428; Naturalismus und Wert philosophie
im Strafrecht, 1935; Um die finale Handlunslehre, 1953; vom
Bleibenden und vom Vergänglichen in der Strafrechtswissenchaft,
Grünhut-Festg. 1965; NJw. 68 425. v. Weber, Zum Aufbau des
Strafrechtssystem, 1935; Grdr. 1954. Maurach, P.G. § 16. W. Niese,
Finalität, Vorsatz und Fahrlässigkeit, 1951. Armin Kaufmann,
Lebendiges und Totes in Bindings Normentheorie, 1954; Die
Dogmatik der Unterlassungsdelikte, 1959; Stratenwerth, Die
Bedeutung der finalen Handlungslehre für das schweizerische
Strafrecht, Schweiz zstw. 81 (1965) pp. 179 ss.; además Tjong,
ARSP. 68 411; Gössel, Wertungsprobleme des Begriffs der finalen
Handlung, 1966.
Acción humana es ejercicio de actividad final. La acción es, por eso, acontecer
“final”, no solamente “causal”. La “finalidad” o el carácter final de la acción se
basa en que el hombre, gracias a su saber causal, puede prever, dentro de ciertos
límites, las consecuencias posibles de su actividad, ponerse, por tanto, fines di-
versos y dirigir su actividad, conforme a su plan, a la consecución de estos fines.
En virtud de su saber causal previo puede dirigir los distintos actos de su activi-
dad de tal modo que oriente el acontecer causal exterior a un fin y así lo sobre-
determine finalmente. Actividad final es un obrar orientado conscientemente
desde el fin, mientras que el acontecer causal no está dirigido desde el fin, sino
que es la resultante casual de los componentes causales existentes en cada caso.
Por eso la finalidad es —dicho en forma gráfica— “vidente”, la causali-
dad, “ciega”.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA